De cada riojano un propietario

“A los planes de vivienda nacionales hemos sumado otros provinciales para terminar nuestra gestión con el récord histórico de casas construidas”

Habitualmente se piensa el problema del acceso a la vivienda como si fuera una dificultad exclusiva de los sectores más pobres. Por eso los distintos gobiernos suelen orientar el apoyo estatal en ese sentido. Sin embargo, hemos advertido que en los últimos tiempos la imposibilidad de comprar una propiedad se fue extendiendo hasta alcanzar también a los sectores medios. La falta de crédito, el encarecimiento del metro cuadrado y la inseguridad laboral han contribuido a ello. Por eso en La Rioja decidimos encarar la cuestión de la vivienda atacando ambos frentes.

Según los datos que relevamos, hacia 2010 existían en La Rioja 22.820 hogares con déficit en sus condiciones habitacionales. Para empezar a paliar esta situación que afectaba directamente a las clases de bajos recursos, llevamos a cabo diferentes planes de construcción de viviendas, de autoconstrucción financiada y de mejoramientos habitacionales. Y lo hicimos con un sentido netamente provincial: desde el Programa Federal de Villas y Asentamientos hasta el Programa de Viviendas Rurales, pasando por una multiplicidad de otros planes, entendimos que el problema era tanto urbano como rural. Los resultados de esta política fueron inéditos en la historia de la provincia. Adjudicamos viviendas a un promedio de más de 1.000 por año, incluyendo siempre la extensión de la red de servicios. En cuanto a los mejoramientos habitacionales, solo en 2014 lo hicimos en 2.400 unidades.

Respecto de los sectores medios con dificultades de acceso a la vivienda propia implementamos varios programas. Por un lado, a través de la financiación del fideicomiso financiero “Programa Federal de Construcción de Viviendas de la Provincia de La Rioja”, adjudicamos viviendas por un sistema de licitación en la capital y en Chilecito. Por otro lado, con el Plan Mi Primera Casa, entregamos 70 casas en la zona del Golf Club de la ciudad de La Rioja. Construidos en terrenos de 490 metros cuadrados, los inmuebles tienen uno, dos o tres dormitorios y posibilidades de ampliación. Cuentan con baño y antebaño, comedor, cocina, lavadero, pisos cerámicos, ventanas de aluminio, mesadas e instalaciones sanitarias de primera calidad. Por último, con el Plan Inquilinos entregamos viviendas a quienes acreditaran fehacientemente esa condición y tuvieran el deseo de ser propietarios.

En definitiva, entre 2008 y 2015, se construyeron más de 10 mil viviendas. Estos logros, sumados a las líneas de financiamiento para autoconstrucción, exteriorizan una política habitacional que integra a todos los segmentos sociales, con la certeza de que la vivienda es el gran dinamizador social que articula la familia y la comunidad desde la esfera más íntima.