Derechos humanos, otra política de Estado

“Trabajamos para mantener viva la memoria colectiva”.

En La Rioja estamos convencidos de que solo con verdad y memoria podemos construir una sociedad más justa. Los errores del pasado deben ser juzgados si no queremos repetirlos. En ese sentido, le dimos un fuerte impulso a la Secretaría de Derechos Humanos provincial para que este mensaje llegara a todo el pueblo riojano, pero especialmente a los niños y a los jóvenes.

Durante nuestra gestión, la Secretaría se presentó como querellante en el juicio por delitos de lesa humanidad en el que se investigó el asesinato de los sacerdotes Gabriel Longueville y Carlos Murias, ocurridos durante la última dictadura militar. Por unanimidad, el Tribunal Oral Federal de La Rioja condenó a prisión perpetua por sus muertes a Luciano Benjamín Menéndez, Luis Fernando Estrella y Domingo Benito Vera.

Paralelamente, se han desarrollado una serie de actividades tendientes a concientizar sobre el terrorismo de Estado, como actos oficiales de homenaje a las víctimas, charlas informativas y reflexivas y muestras fotográficas sobre los desaparecidos riojanos. Además, se editó el libro “Los Desaparecidos Riojanos” y se filmaron dos documentales.

Pero como los Derechos Humanos no se agotan en las atrocidades cometidas por la última dictadura militar, también hemos trabajado con las instituciones educativas para promocionar los derechos del niño y brindamos asesoramiento jurídico integral y gratuito a quienes sufrieron y denunciaron alguna vulneración de sus derechos.

En materia de Derechos Humanos, La Rioja se comprometió con el pasado y dignificó el presente para que todos podamos tener un futuro mejor.