Educación moderna e inclusiva

“La escuela es para todos y depende de nosotros que contemple las distintas realidades y posibilidades de los chicos”.
La construcción de escuelas, la entrega de netbooks y los altos niveles de escolarización, entre otros hitos alcanzados, han marcado estos últimos años de La Rioja y dieron una muestra cabal de la preponderancia que le hemos asignado a la educación. Sin embargo, todos esos esfuerzos podrían haber sido vanos de no haber encarado otra tarea de suma importancia: la actualización de los diseños curriculares del nivel primario.


Con el objetivo de consolidar una escuela inclusiva y de calidad educativa enfrentamos el compromiso de impulsar la reelaboración de los Diseños Curriculares Provinciales, ya que veníamos utilizando los de 1999. Y lo hicimos a través de un proceso reflexivo y participativo, con reuniones y rondas entre supervisores, directores y docentes. Esta acción abrió la puerta a una ampliación y a una mejora en las condiciones y formas de acceso, permanencia y egreso de los alumnos del nivel primario.

Con la participación de todos los sectores y los principios de igualdad, calidad, diversidad e inclusión les dimos a nuestros niños de La Rioja una educación para la solidaridad, la participación y la cooperación.